Modo de empleo

Modo de empleo

Los sacos térmicos aromáticos son fáciles de usar, seguros y recomendables para toda la familia. Simplemente debemos tener en cuenta los siguientes detalles:

Efecto calor:

  • Calentar el saquito térmico en el microondas a temperatura máxima en intervalos de 1 minuto, durante 2 ó 3 minutos, a temperatura máxima, removiendo el interior del saquito térmico.
  • Para los que no son amantes de los microondas, también se puede calentar en el horno, a una temperatura que no sobrepase los 180º, durante unos 10 min. y dejándolo un poco más de tiempo si no se ha conseguido el calor deseado. En este caso se envolverá el saquito con papel de aluminio.
  • Si volvemos a calentarlo antes de 45 minutos, cuando el saquito térmico aun está caliente, deberemos calentarlo no más de 1 ó 2 minutos a temperatura máxima, a intervalos de 1 minuto.
  • Debemos tener especial cuidado al utilizarlo en personas con alteraciones de la sensibilidad (diabéticos, enfermedades neurológicas) y en niños (generalmente más sensibles al calor que los adultos), calentar los saquitos solamente 1 ó 2 minutos, de esta manera quedará templado y evitaremos riesgos de exceso de calor.
  • Evitar el sobrecalentamiento del saquito por un tiempo excesivo en el microondas, ya que podría deteriorarse.

 

Efecto frío:

  • Introducir el saquito térmico en el congelador, envuelto en una bolsa de plástico hermética, durante un tiempo no inferior a 1 hora. Al cabo de ese tiempo, debemos sacarlo de la bolsa, comprobar la temperatura y aplicarlo sobre la zona afectada.
Social Media Icons Powered by Acurax Web Design Company